Te invitamos a usar una versión mas reciente de tu navegador
TENDENCIAS / Estrategia

TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN LOS PUERTOS: LA CLAVE ES LA AUTOMATIZACIÓN

24-04-2019 Estrategia

El Puerto de Long Beach, en Los Ángeles, California, acaba de batir en enero pasado su propio récord en gestión de carga de todos los tiempos. Por segundo año consecutivo, el terminal portuario operado por Orient Overseas Container Line (OOCL) superó el volumen de movimiento, alcanzando los 8.09 millones de TEU (acrónimo del término en inglés Twenty-foot Equivalent Unit, estándar internacional para medir la carga de los contenedores) por primera vez en su historia. Solo para hacer una equivalencia, el puerto de Panamá movilizó en 2018 alrededor de 6,34 millones de TEU, y el puerto del Callao movilizó 2.34 millones de TEU en el mismo periodo. Según el Director Ejecutivo del puerto de Long Beach, Mario Cordero, el movimiento de contenedores se elevó 7% en 2018 en comparación con el 2017, año en el que batieron su primer récord, gracias en gran parte al uso de la tecnología.

Según Cordero, desde 2014, este puerto de contenedores fue el primero de los Estados Unidos en utilizar los vehículos de guiado automático (AGV por sus siglas en inglés), construidos por la empresa alemana Terex. Se trata de 72 transportadores de contenedores no tripulados (sin humanos), controlados por un software. Estos vehículos eléctricos no solo no emiten emisiones de dióxido de carbono, sino que pueden transportar cargas útiles de contenedores de hasta 70 toneladas, desde el proceso de apilamiento, con una precisión de posicionamiento de +/- 25 mm, muy superior al promedio de error de los humanos. La automatización no solo aumentó la eficiencia del terminal, sino que también ayudó a que el puerto cumpliera los requisitos ambientales cada vez más estrictos para reducir la contaminación del aire y el agua.

¿QUÉ DESAFÍOS EXISTEN?

Agilidad y Precisión

Hasta hace unos años, la infraestructura portuaria representaba el principal aval de los operadores portuarios para garantizar su desarrollo y crecimiento, en términos de capacidad de gestión de volúmenes de carga. No obstante, ahora, debido al avance de los más importantes terminales en Europa y Asia, serán los puertos con visión tecnológica y que apuesten por la innovación, los que liderarán el futuro.

El enorme puerto de Shanghái (1er Puerto en volumen de contenedores a nivel mundial según Ranking CEPAL 2018) se divide en 19 terminales principales, en los que existen 125 muelles, de 20 kilómetros en promedio cada uno. El tamaño del puerto, incluyendo las áreas de almacenamiento de los contenedores, alcanza los 4.7 millones de m2. ¿Cómo opera este monstruo? Comparado con otros terminales, el sello distintivo del puerto de Shanghái es que el equipo es automatizado y los sistemas de control abarcan el 100% de la operación. La carga y descarga de contenedores es controlada desde 2014 por softwares y el transporte de los contenedores se hace mediante vehículos sin conductores. El sistema de automatización puede cargar hasta 25 contenedores por hora. La administración y la gestión de puertos, cuando se deben cumplir horarios exactos, no es algo que podamos dejar al azar. Eso lo saben los directivos de la compañía portuaria de China, Shanghái International Port Group.

Menos papel, menores costos

Pero existen otras áreas que se pueden automatizar para acelerar la velocidad de las operaciones y reducir los altos costos del transporte marítimo, como la simplificación o automatización de la facturación y las prácticas de pago a los operadores, agentes y las empresas navieras. Datos de la consultora Drewry estiman que, en 2017, los contenedores movidos en rutas internacionales exigieron unos 1.260 millones de facturas que han tenido que ser tramitadas, verificadas, pagadas y procesadas por el departamento de contabilidad de las empresas. Con los niveles actuales de automatización en el pago entre operadores, agentes y navieras, se calcula que el costo de estos procesos asciende a unos 34.400 millones de dólares anuales.

Según el libro blanco sobre las nuevas modalidades disponibles para los procesos de facturación en la industria del comercio internacional, hecho por Drewry con MasterCard, bajo el título “Invoicing and payment processes in global container shipping: ready for disruption?”, la dimensión de las transacciones, tanto en cantidad de dinero como en volumen de documentación de papel requerido, es insostenible. Y, enfrentar estos datos al impacto de la automatización y digitalización de los procesos de pago, se traduce en una disminución de las fricciones: menores costos y tiempo. El gran desafío está en que, actualmente, los niveles de penetración de la automatización son muy bajos, a pesar de existir la tecnología y aplicaciones para hacerlo. Las empresas, simplemente, desconfían

El documento detalla que son especialmente las pequeñas y medianas empresas las más escépticas a la hora de incorporar procesos automatizados en la facturación, siendo transferencias bancarias y cheques los métodos de pago de preferencia. El uso de plataformas de pago aún es incipiente. Las pequeñas y medianas empresas prefieren los procesos manuales, aun cuando éstos son lentos y altamente propensos a errores humanos (lo cual hace aumentar exponencialmente el tiempo cuando hay correcciones).

Si bien las tecnologías y aplicaciones para automatizar y ahorrar tiempo y dinero existen y están a disposición de los actores de la industria de transporte marítimo, se requiere perseguir una estrategia de transformación digital en la gestión portuaria, con énfasis especial en el proceso de gestión de Aduanas, buscando el uso de “documentos digitales” en vez de “formularios impresos”, como por ejemplo la emisión de DUAs (Declaración Única de Aduanas) la cual es llenada a mano en formatos pre-impresos, y luego trasladada físicamente por los diferentes actores y/o agentes, en los cuales se le aplican sellos, vistos y demás, para una posterior “Digitalización” y “Digitación” de la información básica en los sistemas de  información estadística de Aduanas.

Otra de las tendencias que viene transformando digitalmente los modelos de negocios logísticos, donde los puertos toman un rol muy importante, es el Blockchain, esquema aún poco aplicado en Latinoamérica, que representa en términos sencillos, un método de trazabilidad de todas las actividades relacionadas con un producto en una cadena de suministros, y que está ya siendo demandado en diferentes sectores, como el Agropecuario (donde Perú tiene un rol protagónico) por los principales Retailers de países desarrollados, en Norteamérica y Europa.

Si queremos seguir creciendo como uno de los puertos más importantes de Latinoamérica (actualmente el Callao ocupa el 6to lugar en LA según Ranking de CEPAL 2018), así como desarrollando nuestra competitividad como país exportador, recomendamos hacerlo invirtiendo en tecnología. Los puertos peruanos no dejan de invertir en tecnología e infraestructura, y las empresas que pertenecen a la cadena de valor no se pueden quedar atrás. Las concesionarias de terminales portuarios supervisados por el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público de Perú (Ositran) prevén inversiones por más de 100 millones de dólares en el 2019.

En CANVIA, contamos con soluciones de Automatización, Digitalización, RPA/ IoT, entre otros servicios, que los ayudaran a transformar su negocio y afrontar los nuevos retos de la nueva economía digital. RétateCANVIA.

Contáctate con nosotros a info@canvia.com y agenda una cita con nuestro Gerente de Desarrollo de Negocios para más información.

Por Hendryk Barycki - General Business Consultant - Supply Chain Expert

 

Volver