Te invitamos a usar una versión mas reciente de tu navegador
TENDENCIAS / Estrategia

NUBE HÍBRIDA: UNA OBLIGACIÓN SI QUIERES CRECER

06-05-2019 Estrategia

Para el próximo año la consultora Gartner estima que las empresas en la nube se mudarán a entornos híbridos, combinando lo mejor de la infraestructura tecnológica tradicional con la flexibilidad, costo y escalabilidad de las nubes de terceros.

FIRMA: Stefano Spodek, Sales Manager – Business Unit Cloud

La primera plataforma pública en la nube nacería en 2003, cuando Amazon, compañía dedicada hasta ese momento al negocio de la venta de libros por internet, comenzó a trabajar en una plataforma de colaboración con otras empresas. Si bien existe el mito de que Amazon lanzó el primer servicio de nube pública por exceso de capacidad adquirida para gestionar las operaciones de un Black Friday, la verdad es que sus desarrolladores, Benjamin Black y Chris Pinkham, encontraron una forma de darle más valor a la infraestructura de Amazon. Y, cuando le contaron la idea a Jeff Bezos, él imaginó que esta infraestructura les permitiría a jóvenes universitarios crear una empresa desde sus dormitorios. Hoy, Gartner calcula que Amazon posee una nube pública 5 veces más grande que sus siguientes 14 competidores juntos.

Años más tarde se sumarían compañías como Microsoft, con Azure; y Google, con Google Cloud Services. El concepto ahora es más simple: un conjunto de soluciones y servicios de infraestructuras y aplicaciones que les permiten a las organizaciones ejecutar operaciones desde otros servidores. En otras palabras, la nube, como se le sigue llamando, facilita el acceso remoto a softwares, almacenamiento de archivos y procesamiento de datos a través de internet, convirtiéndose en una alternativa a la adquisición de servidores o a la instalación de softwares. Se trata en suma de la tendencia más importante en tecnología corporativa en la última década, porque ha transformado la forma de trabajar de empresas de todos los tamaños. Desde los universitarios que imaginó Bezos hasta enormes conglomerados.

SIN MIEDO A LO HÍBRIDO

No hay motivo para temerle a la nube, por el contrario. Es como creer que nuestros servidores o nuestros equipos de tecnología con horarios de oficina y todas sus limitaciones podrán ser capaces de gestionar toda nuestra infraestructura tecnológica, versus servidores externos que son administrados por 500, 1.000 o 2.000 ingenieros especializados en las últimas tendencias digitales, que operan las 24 horas del día los siete días a la semana, quienes verifican y ofrecen soporte para que nuestra tecnología se mantenga actualizada, sin ataques ni vulnerabilidades. El bajo costo de los servicios Cloud y su fácil escalabilidad son otros argumentos a favor.

En ese contexto aparece una nueva tendencia: la nube híbrida. Mientras que las nubes públicas son aquellas que le pertenecen al proveedor de servicios, como Amazon, Azure, Salesforce, Oracle o SAP, las nubes híbridas están conformadas por los servidores que le pertenecen exclusivamente a la empresa, en combinación con el uso de nubes públicas. ¿En qué casos conviene hacer este tipo de mix? Son muchos los ejemplos, según los sectores:

  • Los bancos buscan la seguridad que les ofrecen sus propios servidores (nube privada), pero dichas nubes comprometen en parte el potencial de escalabilidad o generan costos de mantenimiento. Por esa razón muchos bancos utilizan su infraestructura privada para salvaguardar información sensible, pero suman las nubes de terceros para procesos más simples en el día a día.

 

  • Otro sector que aprovecha esta tecnología es el retail, especialmente con sus sistemas de ventas que tienen flexibilidad según sus diversas campañas y promociones, como son el Día de la Madre o Navidad.

 

  • En el caso de las empresas de seguros, esta herramienta soporta los procesos de análisis de crédito, aplicaciones móviles o nuevos canales de comunicación con el cliente, entre otras cosas.

 

  • También participan de los beneficios empresas en sectores como educación, a partir de plataformas de elearning, sistemas de apoyo, seguimiento y entendimiento de cada estudiante; y salud, en sistema de atención, análisis profundo de cada paciente, sistemas de apoyo, gestión de historias clínicas, entre otros.

 

  • Un sector importante es el referido a los ‘agribusiness’ o agronegocios, en campos relacionados al rastreo de suelos, previsión climática o análisis genético.  

 

Las nubes híbridas finalmente combinan la infraestructura local con la nube pública para compartir datos y aplicaciones entre ambas, pero sumando a nuestras operaciones el respaldo de socios estratégicos como Hewlett Packard Enterprise o Microsoft Azure. Nada menos.

 

CRECIMIENTO EXPONENCIAL

Según Gartner, el mercado mundial de servicios de nube pública crecerá un 17,3% este 2019 hasta llegar a los US$206.2 billones, frente a los US$175.8 billones de 2018. Según Forbes, actualmente el 80% de las empresas ejecutan aplicaciones o experimentan con Amazon Web Services (AWS) como su plataforma en la nube preferida. El 67% de las empresas ejecuta aplicaciones o experimenta en la plataforma Microsoft Azure y un 41% utilizan o evalúan la plataforma de Google Cloud Platform (GCP). Para IDC, el gasto de infraestructura IT en el cloud crecerá durante los próximos cinco años a un ritmo anual sostenido del 10.8%, representando aproximadamente el 83,6% de esta cantidad los Centros de Datos de los proveedores de servicios de nube pública. Se espera que en 2020 la cantidad de infraestructura IT en la nube supere a la infraestructura IT tradicional.

Gartner indica que es importante asumir que la empresa utilizará servicios en la nube de fuentes internas (nube privada) y externas (nube pública) de múltiples proveedores, y que se crearán procesos de seguridad, administración y gobierno para este entorno de nube híbrida. Por esa razón recomienda crear un centro de datos híbrido y ágil incorporando servicios simplificados de aprovisionamiento y con capacidades elásticas lo más pronto posible. En ese sentido, es importante gestionar a los proveedores de servicios en la nube de la misma forma que al resto de proveedores de servicios externos, acentuando el foco en los niveles de servicio (disponibilidad, tiempos de resolución de incidentes, etc.) y no solo por precios.

El desarrollo de arquitecturas híbridas que permitan la convivencia e integración de nuevos e innovadores servicios digitales que demande el negocio, con las aplicaciones y sistemas tradicionales que dan soporte a los datos, aplicaciones y procesos ya existentes de la compañía, son la mayor garantía que cualquier departamento de TI puede actualmente ofrecer como soporte a procesos de negocio y como palanca de generación de valor e innovación en su proceso de transformación digital. Por eso Gartner estima que para 2020 nada menos que un 90% de empresas adoptarán este modelo tecnológico híbrido y, por lo tanto, combinarán elementos de infraestructura propia con servicios de nube pública.

Para esa fecha las empresas fuera de la nube híbrida serán tan raras como hoy lo son las empresas que no están en las redes sociales. Si buscas ser líder, Rétate y CANVIA. Comunícate conmigo a gspodek@canvia.com y te propondremos la nube o tecnología que se acomoda mejor a tu negocio, trabajamos con los principales y más importantes jugadores en el segmento de nubes públicas. Es hora de transformar tu negocio y llegar al 2020 con un servicio potente.

Volver